Accesorios imprescindibles en tu mochila fotográfica

Conocer los accesorios imprescindibles en tu mochila fotográfica va a ser más fácil que nunca gracias a estos consejos . Ya que un fotógrafo tiene que ser precavido, aunque no hay que llevar por llevar, simplemente lo justo y necesario para que un imprevisto no arruine tu salida.

Son objetos básicos, que te aconsejamos que cada vez que prepares tu mochila revises de forma metódica. Salir a hacer fotos es salir a disfrutar de nuestra afición, y a nadie le gusta tenerse que volver sin esa foto que tienes en la cabeza.

Una buena funda. Que la lluvia no arruine tu salida


Muchas veces a pesar de las previsiones meteorológicas precisas, o que simplemente se nos olvido mirarlas, el tiempo es capaz de cambiar de una forma muy rápida. Y no solo debemos ir preparados con la ropa y el calzado para un día lluvioso, si no que debemos proteger nuestro equipo del agua.

Son bastantes las mochilas que llevan una capa protectora contra la lluvia. Pero son pocas y no muy baratas las mochilas que te aseguran una impermeabilización al 100%. Ya que todas cuentan con cremalleras y bolsillos por las que acaba entrando el agua o la humedad.

Para ello lo más económico y a veces lo más útil también. Es llevar una pequeña funda protectora para cubrir la mochila fotográfica. Son pequeñas y plegables, y caben en cualquier bolsillo de la misma mochila. Y realmente son muy eficaces. Los equipos electrónicos no son muy amigos del agua ni la humedad, por tanto mantenlos lo más secos posibles.

Baterías adicionales. Que no te falte la energía


Para que mentir ir con una sola batería es una temeridad. Aunque solo sea para hacer un par de fotos. Porque hay factores que pueden hacer que te encuentres la batería descargada cuando vayas a utilizarla: el paso del tiempo y el frío. O simplemente que te hayas olvidado cargarlas.

Y hay otro factor que seguro te va a hacer que te plantees la compra de una batería o baterías adicionales. Si tienes pensado pasarte a una cámara sin espejo, tienes que saber que la duración de la batería se ha visto reducida de forma considerable. Si bien con una réflex convencional tenemos para unas 600-700 fotos por carga (incluso algunas muchas más), con una mirrorless la batería se reduce a la mitad de forma general.

Por suerte, tenemos en el mercado gran cantidad de baterías clónicas para nuestras cámaras digitales, que van a las mil maravillas. Funcionan con el cargador original, y tienen la misma o incluso algo más de capacidad.  La marca PATONA ofrece, por ejemplo baterías de gran calidad para casi todas las marcas y modelos.

Tarjetas de memoria.  Nunca es suficiente


Por suerte el precio de las tarjetas de memoria ha caído de una forma importante. Podemos encontrar tarjetas SD de 128 Gb por unos 35 euros, de primeras marcas y alta velocidad.

Y es que puedes pensar que con una tarjeta de memoria es suficiente. Y efectivamente puede ser lo normal, que pase mucho tiempo y sigas utilizando la misma una y otra vez.

Aunque puede pasar dos cosas que te hagan necesitar una tarjeta de memoria adicional. Que la tarjeta de memoria en si falle, y si, puede pasar y es más común de lo que piensas. Y segundo, que encuentres algún motivo o sitio que no esperabas y que hagas más fotos o videos de lo normal. Y mejor tener espacio de sobra que faltante. Por tanto, lo recomendable, si tienes una tarjeta de memoria, ten la misma capacidad de reserva, al menos.

Filtros. El polarizador dará vida a tus fotos


Tal y como os explicamos en un post anterior, Los filtros de fotografía perfectos para tus viajes. Éstos son de vital importancia en cualquier mochila de foto.

Empezando por el filtro UV, que en muchas ocasiones lo utilizamos como protector de las lentes frontales de nuestros objetivos. Pero también un filtro polarizador, con el cual conseguiremos unos cielos potentes y colores más vivos. O un filtro degradado para hacer largas exposiciones.

Los filtros no son productos excesivamente caros. Y por suerte, si los cuidas, te pueden durar muchos años en perfecto estado y no hará falta que los renueves.

Trípode. Esa foto, perfecta!


Gracias al trípode vas a poder sacar infinidad de fotos, como largas exposiciones, fotos nocturnas o de un atardecer. Son fotos que sin el trípode es prácticamente imposible conseguirlas.

Y ahora pensarás. ¿Pero un trípode es pesado y es un armatoste? Bueno, ¡no te asustes!. Por suerte en los últimos años han surgido infinidad de modelos compactos. Y tan compactos que una vez plegados no son más altos que un folio. Y que su peso está rondando el kilo.

Efectivamente estarás pensado que no son trípodes muy estables, y en cierta medida lo son. Pero aguantará tu cámara sin problema en la mayoría de las situaciones. Y tendrás una foto que muy distinta del sitio, no te arrepientas de no haber hecho la foto por no llevar trípode.

Y si quieres saber un poco más sobre trípodes pásate por nuestro otro post

Kit de limpieza. Fuera esos manchurrones


La suciedad te la vas a encontrar por todos lados, es algo inevitable. Tanto la cámara, como los objetivos como el mismo sensor. Por eso es realmente importante que la mantengas limpia de una forma periódica, para evitar que se acumule y sea más difícil quitar esa suciedad que se queda incrustada.

Lo primero que te hace falta es un kit de limpieza de objetivos. El cual incluirá una perilla sopladora, y un pince para quitar el polvo y la suciedad que está en la lente frontal. Para así cuando nos pongamos a limpiar la lente frontal no la rallemos con la suciedad de la superficie.

Otra kit de limpieza es el del sensor. Ya que cada vez que quitas el objetivo para poner otro el polvo entra en la cámara de manera inevitable. Y aunque tu cámara tenga un sistema de limpieza automático, con el tiempo empezarás a ver motas de polvo en las fotografías.

Al fin y al cabo la intención de cualquier salida a la montaña, a la playa o una ciudad, es disfrutar del tiempo que pasamos. Lo mismo sucede con la fotografía, debemos disfrutar de ella cada vez que la practiquemos. Por ello, lleva siempre al menos todos estos accesorios en tu mochila, y será un acierto. No te vuelvas sin esas fotos que quieres por culpa de una tarjeta que falla o por una batería que se ha agotado y no tenías más.

No Comments

Deja un comentario